martes, 5 de julio de 2016

Reseña: "El Océano de la memoria" de Paloma San Basilio

¡Hola, estrellas! Por fin he terminado los exámenes así que puedo dedicarle tiempo al blog. Hoy os traigo la reseña de la novela "El Océano de la memoria" de Paloma San Basilio.

En este libro se nos presenta la historia de Alba, la hija mayor de una adinerada familia gaditana dedicada a la producción de vino, que nos irá relatando diferentes acontecimiento que afectaron a su familia a lo largo del siglo XX.

La premisa de esta novela, o por lo menos las forma en la que nos la presentan en la sinopsis, me parecía interesante, aunque no sea una temática que suela leer. Sin embargo me ha costado leerme el libro mucho más de que me esperaba. Esto no solo es culpa del libro, pues han influido también otros motivos personales, pero aun así tengo que comentar algunos aspectos negativos que he percibido. ¡Ojo! Que también había algunos positivos.

El primer problema que puedes sacarle a "Océanos de la memoria" es el ritmo de la narración. Y este es un problema muy típico en escritores primerizos, que no tienen mucha experiencia. Yo misma me reconozco es mismo fallo cuando escribo. Es algo que se remedia con el tiempo, y con practicar mucho. La inexperiencia también causa que a la hora de ir narrando la historia no exista una buena estructura de lo relatado, o por lo menos que esta sea algo desordenada y no dé muy buena impresión (por ejemplo, había párrafos en los que se incluían frases que deberían haber ido en otro párrafo. O frases que trataban de dar intensidad a la historia, a la situación, pero que estaban escondidas entre dos descripciones de poca importancia, todo escrito de seguido sin ningún punto y a parte). 

Todo esos fallos deslucían bastante la novel, pero tengo que reconocer que si hay algo que me ha encantado, ha sido la prosa casi lírica de la autora. Sus descripciones eran muy bonitas y reflejaban perfectamente ese ambiente de la clase alta de Cádiz. Aunque tal vez había demasiadas descripciones.

Otro punto positivo, pero que desgraciadamente no se daba hasta ya el último tercio (y eso es decir mucho, porque la novela tiene seiscientas páginas y se volvía interminable), es el desarrollo de los personajes. Precisamente la que menos me ha gustado es la protagonista, que era más estática, sin tanto desarrollo, pero las historias de sus hermanos, de como iban creciendo, encontrando lo que querían en la vida y abandonando el nido me han encantado. Os podría hablar un poco de cada uno, sobretodo de los que más me han gustado, pero prefiero no hacerlo porque seguro que lo llenaría de spoilers, así que simplemente os diré que Mario, Lluvia (sí, la llaman Lluvia y ese nombre está chulísimo) y luego ya más avanzada su historia, Rocío, han sido los personajes que más me han gustado, probablemente porque su historia es la que más se desarrolla, pero bastantes más con los que me he encariñado.

En conclusión, aunque es un libro muy mejorable, se nota un estilo y un desarrollo que apunta maneras a la autora, así que espero que siga escribiendo y mejore hasta asombrarnos con una novela que nos deje con la boca abierta.

Por todo ello le doy TRES ESTRELLAS:


1 comentario:

  1. Hola, la porta del libro es hermosa, puede que sirva para salir de un bloqueo lector, espero encontrarlo aquí en México :)
    Besos!

    ResponderEliminar